Deviant Login Shop  Join deviantART for FREE Take the Tour
About Digital Art / Hobbyist Member Eder28/Male/Spain Groups :iconmdc-club: MdC-Club
 
Recent Activity
Deviant for 8 Years
Needs Premium Membership
Statistics 1,180 Deviations 29,256 Comments 100,844 Pageviews

Newest Deviations

Weeee!!! La galeria donde ofrezco lo mejor, o al menos eso intento =o 3o=

Favourites

La Galería donde reúno lo mejor que ofrecen otros artistas en D.A

Lo mejor desde mi punto de vista pero...

¿Que tal si le hechas un vistazo y opinas por ti mismo? :meow:

Hace poco celebramos los 25 años del sobrevuelo de Neptuno por parte de la sonda Voyager 2. Parece mentira, pero ya ha pasado un cuarto de siglo desde que la humanidad visitó un gigante de hielo. Una visita tan histórica como fugaz. Y lo triste es que no hay ningún plan para volver a mandar una nave espacial a estos planetas. Urano y Neptuno encierran multitud de misterios que nos permitirían aclarar no sólo la formación del Sistema Solar, sino de muchos otros sistemas estelares. Actualmente sabemos que una fracción considerable de los exoplanetas descubiertos alrededor de otras estrellas son exoneptunos. Así que no es de extrañar que una de las misiones espaciales prioritarias para la comunidad científica sea precisamente una sonda para estudiar los dos planetas más lejanos del Sistema Solar.

Captura de pantalla 2014-08-28 a la(s) 20.32.13
Neptuno visto por la Voyager 2 (NASA/JPL/Björn Jónsson)

Antes de nada convendría aclarar por qué es tan importante el estudio de Urano y Neptuno. Más que nada, porque mucha gente pudiera pensar que ambos planetas no son otra cosa que gigantes gaseosos en miniatura. Vamos, una especie de Júpiter de pequeño tamaño, y no es así. Júpiter y Saturno están formados principalmente por hidrógeno en un 90% de su masa, aunque la denominación ‘gigante gaseoso’ es más bien errónea: la mayor parte del hidrógeno en el interior de estos planetas está en estado líquido o metálico (aunque ‘gigante líquido’ quedaría un tanto confuso). Por el contrario, Urano y Neptuno están compuestos por menos de un 20% de hidrógeno y su parte interna debe estar dominada por compuestos de elementos tales como oxígeno, carbono o nitrógeno. Como en el caso de sus hermanos mayores, el nombre ‘gigantes de hielo’ no es exactamente correcto. Urano y Neptuno tienen grandes cantidades de agua, metano y amoniaco, pero a las presiones y temperaturas del interior su comportamiento es muy distinto al que estamos acostumbrados. De hecho, la fase preferida por el hielo de agua dentro de estos planetas corresponde a un fluido supercrítico bastante exótico desde nuestro punto de vista.

Captura de pantalla 2014-08-29 a la(s) 21.53.07
Estructura de los planetas exteriores (ESA).

En cualquier caso, es más lo que desconocemos de Urano y Neptuno que lo que sabemos. Desde su tortuosa formación -ambos planetas nacieron más cerca del Sol que donde están actualmente para luego ser empujados hacia el exterior por Saturno-, hasta su estructura interna, pasando por sus extraños satélites, todo son misterios. Por lo que sabemos, los gigantes de hielo podrían albergar diamantes gigantes en su interior o una atmósfera con chaparrones de gotas de metano del tamaño de balones de fútbol. Sólo una sonda espacial podría ayudar a resolver estos problemas, pero, ¿la mandamos a Urano o a Neptuno?

Buena pregunta. Los dos planetas son muy similares, pero cada uno tiene una serie de características únicas. Urano está más cerca, lo que siempre es una ayuda cuando hablamos de misiones que pueden tardar más de una década en alcanzar su objetivo. Pero Neptuno cuenta con la ventaja de poseer una luna, Tritón, que en su momento fue un planeta enano parecido a Plutón. O sea, que estudiar Neptuno nos ofrece la posibilidad de ver dos mundos fascinantes por el precio de uno (y eso sin contar con el resto de satélites del sistema, claro). Por otro lado, el interior de Urano, carente de una fuente de calor como la de Neptuno, es un auténtico rompecabezas, al igual que la anómala orientación de su eje.

Captura de pantalla 2014-08-29 a la(s) 20.06.34
Urano y sus lunas (ESA).

Otro dilema es qué tipo de sonda usar. Lo mejor sería un orbitador, es decir, una nave que dé vueltas alrededor de Urano y Neptuno para estudiar en detalle su atmósfera, anillos y satélites. El problema que este tipo de misión es la más cara y compleja. ¿Por qué? Pues porque necesitamos combustible para frenar nuestra velocidad y ponernos en órbita de uno de estos planetas. Y, obviamente, el combustible extra se traduce en masa, y la masa adicional significa un aumento de presupuesto para la misión. Por otro lado, una misión de tipo sobrevuelo, como las Voyager, sería mucho más barata, pero su retorno científico también estaría muy limitado. Por último, la mayor parte de científicos insisten en que la sonda lleve una o más cápsulas para el estudio directo de la atmósfera de Urano o Neptuno.

Captura de pantalla 2014-08-29 a la(s) 20.06.50
Campo magnético de los gigantes de hielo (ESA).

Es tan poco lo que sabemos de los gigantes de hielo que una medida directa de su composición atmosférica se considera una prioridad absoluta, independientemente de que se corra el riesgo de obtener información ligeramente sesgada por culpa de las particularidades de la zona de descenso (que es justamente lo que pasó con la cápsula de la sonda Galileo en Júpiter). El problema es que todos estos requisitos son tremendamente exigentes. O bien usamos una sonda gigante y cara, o una pequeña y con poco valor científico. Una solución, por supuesto, es usar sistemas de propulsión no convencionales o sobrevuelos de otros planetas para llevar a cabo maniobras de asistencia gravitatoria.

Captura-de-pantalla-2014-02-03-a-las-19.18.07
Diseño definitivo de la sonda JIMO a Júpiter (NASA).

Desde que la Voyager 2 pasó por Urano y Neptuno se han puesto encima de la mesa numerosos conceptos de misiones, aunque ninguna ha sido aprobada hasta la fecha. La NASA comenzó a estudiar la posibilidad de regresar a los gigantes de hielo a principios de la pasada década. Y el regreso iba a ser a lo grande, con una sonda gigante de propulsión nuclear del Proyecto Prometeo. Las sondas Prometeo debían estar equipadas con un reactor nuclear de medio megavatio de potencia que alimentaría los sistemas del vehículo y varios motores eléctricos (iónicos o de plasma). Gracias al empleo de la propulsión eléctrica la duración del viaje hasta el Sistema Solar exterior se reduciría significativamente a pesar del gran tamaño de la nave.

Captura de pantalla 2014-08-28 a la(s) 20.15.46
Sonda Prometeo a Neptuno y Tritón con un reactor nuclear (NASA).

El Proyecto Prometeo nació con el objetivo prioritario de enviar una sonda a Júpiter y sus lunas, la famosa misión JIMO (Jupiter Icy Moons Orbiter), pero con el tiempo estaba previsto que toda una flotilla de naves Prometeo explorasen los planetas exteriores. La versión de Prometeo a Neptuno, a veces denominada Prometheus-N, fue concebida entre 2003 y 2005. Debía incluir 1500 kg de carga útil, una auténtica barbaridad comparada con otras sondas ‘normales’, así como dos sondas atmosféricas que se separarían antes de la entrada en órbita de la sonda y que descenderían a través de la atmósfera de Neptuno durante unas cinco horas antes de sucumbir a las enormes presiones y temperaturas de su interior. Cada una de estas sondas tendría una masa de unos 300 kg, de los cuales 19,4 kg serían instrumentos científicos. La experiencia de la cápsula de la Galileo ayudaría a diseñar el escudo térmico de estas dos sondas, que tendría que soportar una velocidad de entrada de 30,2 km/s.

Captura de pantalla 2014-08-28 a la(s) 20.52.52
Diseño conceptual de la sonda de aterrizaje para Tritón (NASA).

Prometheus-N debería haber despegado en 2016. Tras sobrevolar Júpiter en 2020, llegaría al sistema de Neptuno en 2029, donde soltaría las dos sondas atmosféricas antes de entrar en órbita alrededor del gigante de hielo. La sonda estudiaría el sistema de Neptuno y, con suerte, entraría en órbita alrededor de Tritón en 2033 para comenzar a estudiar en detalle este fascinante mundo. El JPL jugó con la idea de incluir una pequeña sonda de aterrizaje de 500 kg capaz de aterrizar en la superficie de Tritón y perforarla, todo un desafío teniendo en cuenta que la temperatura superficial de esta luna ronda los -238º C.

El Proyecto Prometheus fue cancelado en 2005, pero justo ese mismo año el JPL estudió otro concepto sonda a Neptuno. La sonda estaba destinada a ser uno de los vehículos espaciales más ambiciosos jamás concebidos. Al igual que las naves Prometeo, esta misión usaría propulsión eléctrica, pero alimentada por paneles solares en el principio de la misión en vez de un reactor nuclear. La parte realmente espectacular de la misión consistía en la técnica de aerocaptura para colocarse en órbita alrededor de Neptuno sin gastar un gramo de propelente. El escudo térmico que protegería al vehículo tendría forma de cuerpo sustentador cilíndrico y estaba basado en los estudios de la NASA para situar grandes cargas en la superficie marciana.

Captura de pantalla 2014-08-28 a la(s) 20.06.17S
Sonda a Neptuno de 2005 con escudo de aerocaptura (NASA/JPL).

La sonda, con una masa al lanzamiento de 4780 kg, debía ser lanzada en 2015 mediante un cohete Delta IV Heavy y alcanzaría Neptuno después de doce años de viaje y tras sobrevolar Júpiter. Llevaría cinco o seis motores eléctricos NEXT y una vez en órbita de Neptuno la masa de la sonda sería de 1900 kg. Al igual que Prometheus-N, incluiría dos sondas atmosféricas capaces de soportar hasta cien bares de presión. La misión primaria duraría tres años e incluiría un mínimo de cuarenta sobrevuelos de Tritón a menos de mil kilómetros de distancia. El objetivo de esta curiosa misión, así como de Prometheus-N, era Neptuno y no Urano debido en buena parte a que por entonces se pensaba que la actividad atmosférica de Urano era sustancialmente inferior a la de Neptuno (vamos, que Urano era un planeta ‘aburrido’). Pero justo por esa época los telescopios terrestres comenzaron a registrar evidencias de que en cuanto a actividad se refiere Urano no tenía nada que envidiar a su hermano gemelo, un descubrimiento que tendría un impacto considerable en las propuestas de misiones que aparecieron en los años siguientes.

Captura de pantalla 2014-08-28 a la(s) 20.36.09
Sonda para Neptuno con aerocaptura de 2005 (NASA/JPL).

Como contrapunto a esta ambiciosa misión, el JPL sugirió también en 2005 la misión New Horizons 2. Como su nombre indica, sería una sonda idéntica a la New Horizons, pero en vez de dirigirse a Plutón sobrevolaría Urano, además de entre tres y cuatro objetos del Cinturón de Kuiper (incluyendo 1999 TC32). La sonda debería haber sido lanzada antes de 2009 para permitir la asistencia gravitatoria de Júpiter y un sobrevuelo de Urano en 2014, pero lamentablemente no fue aprobada. Esta misión de bajo coste no consiguió atraer el interés de la comunidad científica al carecer de las ventajas de un orbitador.

La siguiente misión en ser propuesta llegaría de la mano del influyente Decadal Survey de 2010. Conscientes de las limitaciones presupuestarias, la nueva sonda tendría un precio de 1500-1900 millones de dólares. El estudio propuso un orbitador convencional dotado de tres generadores de radioisótopos de tipo Stirling (ASRG). El objetivo de la misión sería Urano y no Neptuno al no haber disponible ningún sobrevuelo de Júpiter en las fechas de lanzamiento previstas (sin este sobrevuelo, el tiempo de vuelo para una misión a Neptuno se dispara).

Captura de pantalla 2014-08-29 a la(s) 20.07.21
Orbitador de Urano del Decadal Survey (NASA).

Esta sonda llevaría una cápsula atmosférica de 127 kg basada en el diseño de las sondas de pequeño tamaño de la Pioneer Venus de los años 70. La cápsula se separaría 29 días antes de la llegada a Urano y alcanzaría una profundidad de cinco bares de presión después de entrar a 22,35 km/s en la atmósfera del planeta. Su misión tendría una duración de dos horas como máximo. El orbitador de Urano debía despegar en 2020 mediante un cohete Atlas V 531, realizar un sobrevuelo de la Tierra en 2024 y llegar a Urano en 2033. La sonda haría uso de una etapa de propulsión eléctrica (SEP) con tres motores NEXT a base de xenón para reducir el tiempo de vuelo a ‘solo’ 13 años. Durante la misión primaria se realizarían un mínimo de diez sobrevuelos de los cinco satélites principales de Urano (Miranda, Ariel, Umbriel, Oberón y Titania).

Captura de pantalla 2014-08-29 a la(s) 20.11.35
El orbitador de Urano con la etapa SEP acoplada (NASA).

Captura de pantalla 2014-08-29 a la(s) 20.08.23
Sonda atmosférica para Urano (NASA).

Captura de pantalla 2014-08-29 a la(s) 20.21.56
Dimensiones del orbitador de Urano con la etapa SEP (NASA).

Captura de pantalla 2014-08-29 a la(s) 20.11.55
Trayectoria de la sonda (NASA).

El orbitador de Urano del Decadal Survey es probablemente el concepto de misión más influyente de los últimos años, pero no ha sido el último, ni mucho menos. El año pasado se propuso el proyecto ODINUS (Origins, Dynamics and Interiors of Neptunian and Uranian Systems) para la misión L2 o L3 de gran presupuesto de la agencia espacial europea (ESA). ODINUS no logró ser seleccionada -en su lugar fueron elegidos los observatorios Athena+ y eLISA-, pero quedó en un honroso tercer puesto. ODINUS habría consistido en dos sondas gemelas, una a Urano (bautizada como Freyr) y otra a Neptuno (Freyja), dentro del marco de la misión Odín (de ahí el nombre de las sondas). El tiempo de vuelo habría sido de entre 13 y 15 años para cada nave. Las sondas hubieran tenido una masa de entre 500 y 600 kg (sin propergoles) al lanzamiento y habría hecho uso de una combinación de propulsión eléctrica y química, aunque no llegó su diseño no llegó a definirse.

Otra misión parecida fue Uranus Pathfinder, una propuesta de 2010 de sonda de medio coste para la misión M3 de la ESA. Uranus Pathfinder habría despegado en 2021 mediante un cohete Soyuz desde Kourou y habría llegado en 2037 a Urano. Para ahorrar costes no usaría propulsión SEP, sólo química, aunque la trayectoria incluiría dos sobrevuelos de la Tierra, uno de Venus y otro de Saturno. El diseño de Uranus Pathfinder habría estado basado en el de la Mars Express o Rosetta en otro intento de reducir el presupuesto. Tanto ODINUS como Uranus Pathfinder habrían requerido el desarrollo de generadores de radioisótopos en Europa a base de americio-241 en vez de plutonio-238, un programa que la ESA lleva décadas intentando sacar adelante sin demasiado éxito.

Captura de pantalla 2014-08-29 a la(s) 20.51.43
Trayectoria de la misión Uranus Pathfinder (ESA).

Más recientemente se han propuesto misiones exóticas, como usar velas eléctricas para alcanzar Urano en cinco años, aunque por ahora son sólo eso, simples ideas. En cualquier caso, está claro que los tiempos de vuelo tan prolongados de estas misiones son una desventaja considerable, así que bienvenida sea cualquier iniciativa para disminuir la duración del viaje hasta los gigantes de hielo.

Captura-de-pantalla-2014-01-14-a-las-22.10.44
Sonda con vela eléctrica para alcanzar Urano en cinco años (Electric Solar Wind Sail).

Y así llegamos a la actualidad. Como decíamos, la Voyager 2 pasó por Neptuno hace 25 años y visto lo visto mucho me temo que tendremos que esperar mucho más para volver a contemplar una misión de este tipo. Está claro que la exploración del Sistema Solar no es para impacientes.

RED NAUKAS / EUREKA / Daniel Marín


2014

danielmarin.naukas.com/2014/08…

deviantID

EVANGELION-02
Eder
Artist | Hobbyist | Digital Art
Spain
:iconrainbow-oplz::iconrainbow-nplz::iconrainbow-gplz::iconrainbow-iplz:

:iconrainbow-eplz::iconrainbow-tplz::iconrainbow-oplz::iconrainbow-rplz::iconrainbow-rplz::iconrainbow-iplz:

********************************************************
********************************************************

:iconrainbow-wplz::iconrainbow-eplz::iconrainbow-lplz::iconrainbow-cplz::iconrainbow-oplz::iconrainbow-mplz::iconrainbow-eplz:


Current Residence: Sondika - Bizkaia - Euskadi
Favourite genre of music: 80s Music, Me gusta la variedad.
Favourite photographer: ----
Favourite style of art: Japanese Anime-Manga style
Operating System: Windows XP Professional
MP3 player of choice: SUNSTECH SPORT - 8GB
Shell of choice: ----
Wallpaper of choice: -----
Skin of choice: -----
Favourite cartoon character: ROCK-LEE & RASCAL Raccoon
Personal Quote: --------
Interests

AdCast - Ads from the Community

×

Comments


Add a Comment:
 
:iconjmgallo:
jmgallo Featured By Owner 3 days ago   Digital Artist
Thanks for fave! :)
Reply
:iconmikahayashi:
MikaHayashi Featured By Owner Aug 24, 2014  Hobbyist Digital Artist
Gracias por el watch
Reply
:iconevangelion-02:
EVANGELION-02 Featured By Owner Aug 24, 2014  Hobbyist Digital Artist
Igualmente :)
Reply
:icondcxtreme99:
DCxtreme99 Featured By Owner Aug 18, 2014  Hobbyist Traditional Artist
Thank you very much for the llama :trollface:
Reply
:icontheserialpoet:
TheSerialPoet Featured By Owner Aug 15, 2014  New member
Thanks for the llama!llama cancan 
Reply
Add a Comment: